modificación conducta de gatos, problemas de comportamiento, comportamiento de gatos, agresividad felina, ansiedad felina, gatos con problemas renales, gatos con problemas urinarios, toxoplasmosis, cistitis, diarreas, gingivitis

Medicina preventiva de forma natural, terapia con plantas, suplementos y aceites esenciales Tratamiento de la ansiedad, agresividad y otros problemas, alimentación adecuada

BLOG



¿QUÉ NOS ENSEÑAN LOS GATOS?

Fecha de publicación: 2020-08-26 10:40:54



Los gatos han vivido innumerables experiencias junto a los humanos, siempre manteniendo sus características instintivas. Se los conoce como independientes, indiferentes, a su bola y/o interesados.

Promueven, en todo el mundo, sentimientos encontrados de amor y odio. Sin embargo, estos adjetivos que se les adjudican tienen un fundamento basado en nuestra capacidad de entender las cosas. La verdad, es que aún seguimos tratando de entenderlos.

¿Independientes, interesados?

Los gatos son independientes porque parecen no depender de la compañía humana; indiferentes porque muchas veces los llamamos y nos ignoran; interesados porque sólo se aproximan si quieren cariño o comida. Estos adjetivos se fueron extendiendo y yo quiero aportar otra forma de verlo.

Al menos desde mi punto de vista, la independencia es algo que buscamos, que deseamos, el no depender del otro para disfrutar de estar bien solo o acompañado.

La indiferencia es, desde una observación humana, cuando nuestro gato no nos prestan atención siempre y cuando lo deseemos. Esperamos que lo hagan con buena predisposición, siempre y cuando su humano lo requiera. ¿Porqué deberían hacerlo? ¿No será que hacemos lo mismo con nuestras relaciones?

Entonces, ¿Nos están poniendo límites? Si. Y sería bueno que nosotros también lo hiciéramos.

El problema es que nosotros, entre relaciones humanas, hemos sido enseñados a no ponerlos, a que queda mal pensar en nuestro bienestar sin antes pensar en los demás. Muchos de nosotros ni siquiera sabemos cuales son nuestras necesidades y, quienes si las conocen, se enfrentan a ser criticados por no estar a disposición de terceros.

También, es cierto, que somos una especie social y somos nutritivos o eso intentamos. A veces nutrimos a los demás antes que a nosotros mismos. El gato aparece en nuestras vidas para que aprendamos nuestro propio valor. Si este mensaje no llega, aparece la frustración, el mal comportamiento y todo eso que llena las redes como características, soportables e insoportables, de los gatos.



EDUCAR A UN GATO

Fecha de publicación: 2020-09-14 11:56:16



Supongo que has llegado a este artículo con la esperanza de encontrar la fórmula mágica para que tu gato se “porte bien”. 

 

Y sí, hay fórmulas y tips que uno encuentra por ahí para educar al gato y se comporte adecuadamente. Sin embargo, la mayoría de esas fórmulas, por no decir todas, se olvidan de la causas y de las necesidades que llevan a un gato actuar de una forma “inapropiada”.

 

Para entrar en el tema te diré que a los gatos, y diría que a los perros, no se les educa. ¿Por qué? 

 

Porque nuestro concepto de educación está muy alejado de las leyes de la naturaleza. Nuestra educación está diseñada, en teoría, para darnos los conocimientos y herramientas para desenvolvernos en la vida, según nuestro contexto social y cultural, que ya de por sí, es lo suficientemente variado.

 

PERO, ¿QUÉ SABEMOS DE LOS GATOS?

¿Qué creemos saber que ellos? ¿Ellos viven en nuestro entorno o nosotros invadimos el suyo? Sus necesidades para el desarrollo, su comunicación y sus capacidades son diferentes a las nuestras pero aún así pretendemos imponer lo que nos resulta cómodo. Los tratamos como a nuestros hijos, como si tuviéramos un poder sobre ellos. 

 

Si logramos entender estas diferencias sabremos que no podemos educar a un gato, porque no sabemos si somos el alumno o el profesor. En esta posición más observadora y humilde, podemos entablar una relación enriquecedora, aprendiendo de la otra especie, intentando entender su lenguaje y su comportamiento. Así, la relación será respetuosa y crecerá ese vínculo que tanto deseas.

 

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Lejos del spray de agua y de los correctivos habituales, te invito a que observes el porqué el gato hace esas cosas que te disgustan. 

 

Apunta en un calendario o un papel. ¿Con qué frecuencia lo hace? ¿Lo hace con todos los miembros de la familia por igual? ¿Es cuando estás en casa o cuando no estás? ¿Es con gente desconocida o con amigos? 

 

Empieza preparando las primeras pistas. Siempre por escrito es mejor. También este método de observación sirve para la detectar de forma temprana cambios que puedan indicar que el gato no se siente bien.

 

Es importante recordar que el comportamiento del gato está directamente relacionado con nuestro estilo de vida. El gato percibe nuestra energía ya que somos quienes salimos y entramos de casa, traemos olores y ansiedades del mundo vertiginoso en el que vivimos.

 

Ellos usan sus recursos sensoriales que nosotros casi hemos dejado de lado para saber qué hemos hecho y cómo nos sentimos. Podemos aprender mucho de los gatos, porque reflejan eso que traemos de afuera y lo que no sabemos gestionar dentro. Si decides tener un gato, eliges empezar a conocerte porque ellos te mostrarán eso que no siempre queremos ver a través su comportamiento.

 

NECESIDADES PARA EDUCAR...

Ahora bien, si quieres “educar a un gato” empieza por conocer qué necesita tener en su rutina además del enriquecimiento, arenero, comida y agua. Son cuatro paredes y nos toca ponerle imaginación. 

 

Pregúntate ¿Qué necesitará? ¿Cómo son en su naturaleza? ¿Qué voy a poder hacer de forma habitual con mis horarios? Si esto te abruma pide ayuda, recibe consejos, pero busca eso que necesita. Es una inversión que disfrutarás mucho y que se puede adaptar a tus necesidades.

 

Por último y no por ello menos importante. Tener un gato también hace que te preguntes ¿Qué necesitas tu? … ¿Te lo has preguntado alguna vez? Escríbelo…¿Cuáles son las cosas que no te gustaría que hiciera el gato y porqué? Analiza ese porque… Respetarte a ti mismo y respetar los tiempos y espacios del gato abre el camino de la comunicación para buscar los puntos en común de una convivencia feliz.

 

En este apartado quiero terminar con una petición. No usen el spray con agua, ni correctivos de ningún tipo, todo se puede analizar y trabajar sin condiciones para dar y recibir puro amor incondicional. Estos correctivos generan inseguridades y miedos, que pueden parecer funcionar pero se expresarán en otro lugar, de otra forma.



FITOTERAPIA PARA ANIMALES EN HERBOLARIO SOL DE INVIERNO

Fecha de publicación: 2020-09-30 18:15:46



Hoy les traigo un post de aquellas personas que apuestan por la medicina natural aportando productos de calidad y están plenamente abocadas a los animales. Conozco el Herbolario para animales Sol de invierno dese hace tiempo. En concreto, he charlado hace poco con Esther García, su directora, y me cuenta que crearon este proyecto en 2014 y que han evolucionado de tienda física y online, a centrarse solo en la venta por Internet porque era lo que más demanda tenía. Eso sí, me insiste, “con mucha atención telefónica y a través de mensajes en redes sociales y email”. Os cuento más sobre el tema a continuación:

 

¿Qué os diferencia de otras tiendas con productos para animales?

Creo que, además de reunir alimentación ecológica para perros gatos y conejos, nuestra diferencia es la oferta de fitoterapia y suplementos naturales con dosificación recomendada para animales.

Reunimos un gran número de marcas de productos, la mayoría internacionales, europeas, con décadas de experiencia en fitoterapia y suplementación para animales. Se trata de suplementos nutricionales a base de plantas medicinales, minerales, vitaminas, aminoácidos, etc. que ayudan a superar estados carenciales en los animales. Les ayudan, tanto a aliviar o solucionar dolencias como a prevenirlas.

Otra gran diferencia, creo que siempre tenemos en cuenta el estado emocional de los animales. Intentamos aportar una visión holística, física y emocional. Preguntamos mucho por esto, tratando de averiguar en la medida de lo posible las causas de ese malestar, dolencia, etc.

 

En concreto, ¿qué encontrará alguien que visite vuestra web?

Pues una tienda online con secciones para perros, gatos y conejos, y dentro de ellas, subsecciones con productos y consultas de terapias naturales para las dolencias más habituales: alergias, articulaciones, malas digestiones, dolencias hepáticas o renales, problemas de comportamiento, consulta de nutrición o acupuntura, etc. Además, nos gusta que nos conozcan, por lo que tenemos una sección sobre El Herbolario y un blog, AnimalEco. En ellas explicamos que llevamos más de seis años promoviendo el enfoque de la Medicina Natural aplicada a los animales a través de fitoterapia y suplementos nutricionales dosificados para animales, perros, gatos y también algunos para conejos, productos de higiene natural como champús y antiparasitarios, y alimentación ecológica. Además, ofrecemos terapias naturales como flores de Bach, nutrición, etología, etc. que prestamos nosotras o veterinarias integrativas colaboradoras. 

Sobre todo, queremos dar la importancia que tiene a la prevención, especialmente prestando atención a la alimentación y al estado emocional del animal. También queremos dar alternativas naturales, siempre que sea posible y por criterio veterinario, a patologías para evitar efectos secundarios a corto o largo plazo de ciertos medicamentos.

¿Qué dolencias os consultan más habitualmente, sobre todo en gatos?

En primer lugar, dejamos siempre claro que no somos veterinarias, que podemos recomendar alimentación, suplementos, fitoterapia, formular flores de Bach, etc. hasta un punto para ayudar en dolencias habituales o prevenirlas. Por ejemplo, para reducir el dolor articular, picores, malas digestiones, estrés, miedos, etc. Pero cuando el problema es grave o es una patología que tiene ya prescrito un tratamiento veterinario, siempre recomendamos que acudan a un veterinario integrativo como nuestras colaboradoras. Nuestra misión es poner el acceso a los productos y alimentos naturales, o a ciertas terapias alternativas. Dicho esto, en lo que respecta a gatos, los problemas renales y del tracto urinario inferior son los más habituales, casi a la par que los problemas de comportamiento. Para los primeros, además de revisar la dieta y optar por la dieta BARF o húmeda ecológica, suele beneficiar mucho la fitoterapia. En el caso de problemas emocionales, la terapia floral, los calmantes naturales y la aromaterapia son las herramientas que más usamos.

 

Los desafíos de un veterinario integrativo...

Muchas veces, nuestras recomendaciones no se encuentran preparados para animales y tenemos que buscar de qué manera acercar los productos a las personas que comparten su vida con un gato o un perro. Gracias a Esther, tenemos al alcance una variedad de productos que vienen de fuera y que de otra manera serían más complicado conseguir. 

La medicina integrativa en animales es un pilar fundamental a día de hoy. Aquellos que buscan lo mejor para sí mismos, explorando alternativas, también quieren lo mismo para sus compañeros animales. Desde el respeto y usando todas las herramientas, creamos un espacio donde la curación es posible, no solo en lo físico sino también en lo emocional.

Buscamos crear conciencia y ampliar el espectro de la medicina. Todos los que formamos parte, sabemos lo importante que es y queremos compartirlo con todo el mundo.

Os invito hoy, a conocer la web del Herbolario Sol de Invierno www.herbolarioparaanimales.com



CÓMO HACER PARA QUE MI GATO NO ME MUERDA

Fecha de publicación: 2020-10-05 12:43:30



Antes de dar las pautas para que un gato deje de morder, es necesario entender unos conceptos.

Un gato que muerde, es un gato que se está comunicando. Puede estar poniendo límites, defendiéndose, comunicándose o puede estar aprendiendo la intensidad de su mordida, entre otras cosas.

 

De pequeños, los gatitos empiezan a morder, ya sea para cazar, comer, comunicarse con otros de su especie y a defenderse de sus agresores. Aprenden junto a la madre con qué intensidad morder y cuando es importante usarlo. La madre felina juega un rol muy importante en el desarrollo del gatito y es por esto que debemos, en lo posible, intentar que crezcan junto a sus madres o en su defecto con otros gatos.

 

Por otra parte, los humanos somos educados de otra manera, estamos influenciados por lo bueno y lo malo que nos inculca la sociedad, la religión, etc. y no en el desarrollo de nuestras competencias comunicativas. Esta forma de educación no nos permite entender al gato, en su esencia, y creemos que el castigo o el enojo, lograrán terminar con ese comportamiento desagradable.

 

Además, la mordida nos hace daño, nos lastima, y puede producir una serie de efectos psicológicos que también deben ser atendidos. Nuestra respuesta a la agresión marcará la forma de acercarnos al “problema”.

 

El gatito pequeño muerde por motivos diferentes al del gato adulto y es importante diferenciarlo. La nutrición, el enriquecimiento ambiental y la rutina diaria deben ser revisadas. También el uso de las plantas puede darnos pistas de las causas que tal vez desconozcamos. 

 

Al entender que no hay intencionalidad, sino reacción, nos es un poco más sencillo, desprendernos de las emociones que nos produce la mordida. Es entonces que podremos ver que no existen los “a propósito” sino que el gato está intentando decirnos algo.

 

En mi experiencia he tenido muchos gatos “mordedores” y las causas han sido muy variadas. Los pequeños, en su mayoría, no han estado con la madre o han sido adoptados con pocas semanas de vida. Los adultos, en cambio, suele estar el miedo, la ansiedad o algún trastorno como la hiperestesia aunque no es tan sencillo de catalogar adecuadamente. Sin embargo, en ningún caso, hay un gato “malo”.

 

¿QUÉ PUEDO HACER?

 

-Revisa su rutina, ¿Juegas con tu gato? No busques sólo cansarlo, hazlo pensar, como si de verdad estuviera cazando. Jugar a cansarlo puede producir hiperexcitación. Lo que buscamos es que comer sea parte del juego, que cuando no estés en casa haya algo que hacer, que aunque no tengas mucho tiempo para jugar que esos minutos sean de calidad. 

 

-Revisa su enriquecimiento ambiental. ¿Tienes rascadores de calidad, alturas y texturas diferentes colocadas en sitios apreciados por el gato?

Un rascador de pie en una habitación vacía no cumple su función. Según el tipo de rascador, la función será distinta y hay que encontrar el que mejor se adapte a cada casa y a cada gato. 

Si ya tienes un rascador de pie, busca más cosas que poner, un felpudo, un rascador de cartón, un túnel, una caja. Estos objetos suelen estar en el medio de la casa así que se pueden ir alternando para que tu también disfrutes del diseño de tu hogar.

 

-Revisa su alimentación. El exceso de carbohidratos en la comida es como darle azúcar a un niño. Los gatos necesitan más comida húmeda que seca pero es importante revisar qué comida húmeda. La dieta cruda es la mejor opción que conozco. Puedes darle trozos que morder, satisface más sus necesidades, mantiene al cerebro hidratado, entre otras muchas cualidades que se ven en el comportamiento y en su salud general.

 

-Usa las plantas a tu favor. La valeriana, manzanilla y menta son un gran inicio para trabajar con gatos mordedores. Hay muchas más pero es un comienzo.

 

-Intenta hacer tiempo para ti y para ellos. Pequeños momentos varias veces al día pueden hacer mucho. 

 

-Si necesitas ayuda o no lo puedes gestionar, acude a un profesional lo antes posible.